Usted está aquí: Inicio

Pedro Heredia Martínez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote diocesano, de Linares (Jaén)

Lunes, 19. Noviembre 2018 - 07:57 Hora
FIESTA DE CRISTO REY

FIESTA DE CRISTO REY

1.- El Papa PIO XI, en el año 1925, fue el que instituyó la fiesta de Cristo Rey que hoy celebramos en toda la Iglesia universal.
- Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento, se proclama que el Mesías, el enviado de Dios, será y se proclamará verdaderamente el REY QUE SALVA.
+ El profeta Zacarías decía al pueblo judío: “Alégrate, ciudad de Sión; aclara Jerusalén, Mira a tu rey que está llegando justo, victorioso, humilde, cabalgando en un burro” (Zac.9,9).
+ Pero pronto la figura del esperado rey liberador se iría configurando en el pueblo judío como un rey de este mundo, aunque más poderoso. De hecho:
+.- Cuando los judíos vieron el milagro de la multiplicación de los panes y de los peces realizado por Jesús, dice San Juan que pretendieron hacerle rey, pero Jesús huyó al monte (Jn.6,15).
+.- Los mismos discípulos de Jesús creyeron que el rey anunciado por Zacarías y esperado por todo el pueblo, era Jesús, rey poderoso de este mundo; por eso, discutían entre ellos quienes iban a ocupar los primeros puestos, cuando se hiciera realidad lo esperado (Mc.9,34). Pero Jesús les dijo: “Sabéis que los que figuran como jefes de las naciones, las dominan y que sus grandes les imponen su autoridad. No ha de ser así entre vosotros…El Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino para servir y dar su vida por todos” (Mc.42-45).
+.- De hecho, cuando una multitud de gente se enteran de que Jesús va a entrar en Jerusalén, salieron a su encuentro y empezaron a gritarle a Jesús: “¡Bendito el que llega, el rey de Israel!” (Jn.12,12-13). Pero Jesús, viendo que su intención era nacionalista, nos dice San Juan que Jesús toma un borrico y les hace recordar la profecía de Zacarías (Zac.9,9; Jn.12,14-15).
+ El mismo Jesús, que nunca había hablado de que él era rey para que no le confundieran con los reyes de este mundo, cuando le pregunta Pilato, si él es rey, le responde: “Tú lo dices: Yo soy rey” (18,37); “Pero mi reino no es de este mundo” (Jn.18,36).
- Es verdad, Jesús es rey. El libro del Apocalipsis llama a Jesús “Señor de los señores y rey de reyes” (Apoc.17,14). Pero Jesús le dice muy claro a Pilato que su reino no es de este mundo.
- Sin embargo, muchas veces de la impresión que los cristianos no hemos entendido esto. Por eso, seguimos haciendo imágenes de Jesús representándolas como un rey de este mundo.
+ A Cristo le hemos puesto coronas de oro, plata y piedras preciosas, al estilo de los reyes de este mundo.
+ A Cristo le hemos puesto en sus manos un cetro real al estilo de los reyes de este mundo.
+ A las imágenes de Cristo las hemos revestido con mantos reales al estilo de los reyes de este mundo.
+ A Cristo le hemos construido palacios reales, basílicas, con toda la pomposidad de los palacios de los reyes de este mundo.
SE NOS HA OLVIDADO LO QUE JESÚS LE DIJO A PILATO: “Yo soy rey; pero no de este mundo” (Jn.18,36 ).
- Jesús sí habla, desde el primer momento de su vida pública, de que una “Buena noticia,” el Reino de Dios, “está cerca” y, por tanto, si queremos que ese reinado se haga realidad, tenemos que arrepentirnos y llevar a cabo ese reinado (Mc.1,14-15).
- Y nos enseñó a pedirle a Dios, Padre nuestro, que “viniese su reino” (Mt.6,10).

3.- Para Jesús el reino de Dios se hace realidad, cuando los hombres construimos la Buena Noticia que Dios quiere que hagamos realidad: “SER HOMBRES NUEVOS VIVIENDO COMO HIJOS DE DIOS Y HERMANOS LOS UNOS DE LOS OTROS PORQUE SOLAMENTE ASÍ SEREMOS CAPACES DE CONSTRUIR ESA NUEVA SOCIEDAD EN LA QUE TODOS SOÑAMOS.
- Jesús es REY porque él fue el primero en ser ese hombre nuevo, capaz de construir esa nueva sociedad (Hech.14,17-19).
Como dice José Antonio Pagola en su libro “Jesús, aproximación histórica: “Jesús vive para el reino de Dios. Es su verdadera pasión. Por esa causa se desvive y lucha. Por esa causa es perseguido y ejecutado. Para Jesús, “sólo el reino de dios es absoluto; todo lo demás es relativo.”
POR ESO, NOS DICE EL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES QUE “TODO LO HIZO BIEN” (Hech.10,38-39).

4.- El Reino de Dios, pues, no es de este mundo en el sentido de que sus esquemas y planteamientos son muy distintos a los nuestros.
- Pero el reino de Dios es de este mundo y para este mundo:
+ Porque es en esta tierra nuestra donde Dios quiere que vivamos como hijos suyos y hermanos los unos de los otros con todas las consecuencias.
+ Porque es en esta tierra nuestra donde Jesús empezó a realizar ese proyecto del Reino y a luchar para que se llevase a cabo.
+ Porque es en esta tierra nuestra donde la Iglesia, la comunidad cristiana, tiene que decirle a la gente que sí es posible vivir como hijos de Dios y como hermanos.
Viviendo así construiremos esa nueva sociedad en la que todos soñamos.
EL REINO DE DIOS NO ES DE ESTE MUNDO; PERO SÍ ES PARA ESTE MUNDO. JESÚS LO HZO REALIDAD Y NOS LLAMA A SEGUIRLE.



Iniciar sesión