Usted está aquí: Inicio

Pedro Heredia Martínez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote diocesano, de Linares (Jaén)

Lunes, 16. Julio 2018 - 08:05 Hora
DOMINGO DIECISEIS

DOMINGO DIECISÉIS

“Nos encontramos con la paradoja de que lo más valioso no ocupa el lugar más importante en nuestro mundo”
(Eduardo Romero).

1.- Un catedrático de psiquiatría, E. Rojas, ha definido al hombre contemporáneo como el hombre “laigth”, que se parece a una soda sin gas, el pasota, el indiferente, el que no tiene solidez alguna ni horizontes o ideales que muevan su vida ni se preocupa de ello.
- La verdad es que vivimos en un mundo en el que:
+ Han caído las ideologías, los ideales, los principios, los valores y motivos que antes nos impulsaban a vivir y a luchar por la vida.
+ Han caído la moral, la ética y, lo que es peor, creemos que eso para nada vale.
+ Se nos ha movido el piso en el que antes nos sentíamos seguros, al menos los que tenemos una cierta edad.
+ La niñez y la juventud de hoy han nacido en este mar de confusiones, sin saber a qué aferrarse ni a qué atenerse.
- Uno de los grandes problemas de los padres de hoy es que se sienten sin armas, sin saber cómo educar:
+ Si se aferran al pasado, fracasan porque el mundo de hoy es distinto al de ayer.
+ Si se lanzan a la modernidad, se vuelven un caos porque no saben cómo hacerlo. Faltan modelos, nortes que les guíen en esta aventura de la vida.
Como dice Eduardo Romero en su libro “valores para vivir”: “Nos encontramos con la paradoja de que lo más valioso no ocupa el lugar más importante en nuestro mundo.”

2.- Quienes más sufren la desorientación en que vivimos son los niños y los jóvenes:
+ Porque fácilmente se hacen presas de quienes destruyen su vida.
+ Porque fácilmente pueden caer en las trampas de una sociedad vacía de toda ética.
- Todos, mayores y menores, nos movemos hoy en un mar de confusiones. Nos faltan referencias, horizontes, criterios que den luz a nuestras formas de vivir y convivir. La catedrática de filosofía Adela Cortina afirma: “En este instante no sabemos cómo pensarnos a nosotros mismos ni cómo debemos sentir ni cómo debemos obrar”.

3.- En el Evangelio que acabamos de escuchar, vemos retratado un panorama como el que hoy estamos sufriendo nosotros:
- Un pueblo que camina en busca de alguien que le oriente y ese puede ser verdaderamente Jesús (Mc.6,33).
-Un Jesús que tiene compasión ante este pueblo que anda desorientado, “como ovejas sin pastor” (Mc-6,34), como barca sin remos en medio del oleaje del mar.
- Un Jesús que, ante esta situación, no se queda con los ojos cerrados, sino que con toda calma, sin prisas, se va ofreciendo como luz y camino de la verdadera vida

4.- Jesús sigue siendo hoy una oferta válida para este mundo que camina sin luz, metido en un túnel del que no sabe cómo salir. Por eso, decía Martin Luther King: “Cada hombre debe decidir si va a caminar en la luz del altruismo creativo o en la oscuridad del egoísmo destructivo.”
- Jesús sigue siendo la luz que puede iluminar tantas oscuridades como llevamos en nuestro interior (Jn.1,5).
- Jesús sigue siendo hoy ese “buen Pastor” (Jn.10,11) que puede conducirnos por horizontes más claros y donde hay mejores pastos.
- Jesús nos invita a todos a salir de nuestra oscuridad y empezar a ser también luz (Mt.5,14) para que podamos darla a quienes nada pueden ver.
Como decía la poetisa Pilar Remón
“Cada nuevo día
que Tú nos das,
nos trae una nueva oportunidad
de vivir, de disfrutar,
de encontrarnos a nosotros mismos
y descubrir quien somos,
a donde vamos en nuestro caminar.”
- Jesús y su mensaje siguen siendo hoy, como ayer, oferta válida para todos aquellos que buscan con ansiedad un poco de luz para sus vidas. San Agustín que pasó por esa noche oscura por la que estamos pasando hoy nosotros, al encontrarse con Jesús, dijo: “Tarde te conocí belleza siempre antigua y siempre nueva.”


Iniciar sesión