Usted está aquí: Inicio

Pedro Heredia Martínez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote diocesano, de Linares (Jaén)

Lunes, 21. Mayo 2018 - 08:21 Hora
FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

FIESTA DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD

1.- Hemos terminado el Ciclo Pascual y empezamos el tiempo ordinario con dos grandes fiesta: La fiesta de Dios, Padre, Hijo y Espíritu y la fiesta del Corpus Cristi que la celebraremos el domingo que viene.
Dos fiestas que deben servirnos para madurar más y más nuestra fe.
- Hoy celebramos la fiesta de la Santísima Trinidad, la fiesta de nuestro Dios, Padre, Hijo y Espíritu Santo.
Por desgracia, Dios ha sido siempre el personaje más manipulado por los hombres. Por eso, como dice un autor, “existen tantos dioses como creyentes”.
Creo que va siendo hora de que, al menos los que nos llamamos cristianos, dejemos tantas imágenes falsas de Dios que nos hemos creado y nos fijemos en el único y verdadero Dios que nos ha enseñado Jesús. El misionero jesuita Carlos Vallés escribió un libro titulado: “Dejar a Dios ser Dios”.
- Precisamente una de las características de Jesús está en que siempre DEJÓ A DIOS SER DIOS:
+ Nunca lo manipuló ni lo desfiguró.
+ Nunca abusó de su condición de Hijo, ni pretendió acomodar a Dios a sus ideas, gustos o caprichos.
- Jesús dejó a Dios ser Dios; por eso siempre decía: “Padre, que no se haga mi voluntad sino la tuya” (Mat.26,42; Lc.22,42; Jn.4,34; 5,30; 6,38).
- Es desde Jesús y a partir de Jesús como nosotros podemos conocer a Dios.
- Y es desde Jesús y a partir de Jesús como nosotros sólo podemos concebir a Dios como Padre, Hijo y Espíritu.

2.- EN JESÚS DIOS SE NOS HA REVELADO COMO “PADRE”:
+ El Padre que da la vida a los hombres (Jn.3,16),
+ El Padre que está a favor de sus hijos, los seres humanos (Jn.3,16),
+ El Padre que tiene como orgullo decirnos que somos la “viña de sus amores” (Is.5,1-7).
+ El Padre bueno que sólo entiende amor (IJn.4,1).
Por eso, aquella bella plegaria del sacerdote bilbaíno Juan José
Elezkano titulada “Padre Bueno” que dice:
“Padre bueno y amigo de todos,
Luz de mi vida y camino de paz.
Aunque me olvido de tus senderos,
tú me aceptas con bondad…
Aunque tenga mi fuerza gastada
no me abandones en mi soledad.
Si de tu mano sigo el camino,
en el silencio me ayudarás.•”

3.- EN JESÚS DIOS SE NOS HA REVELADO COMO “HIJO”:
- Cercano a los hombres; tan cercano que se ha hecho uno de nosotros sin trampas algunas (Jn.1,14)
- Familiar nuestro que comparte nuestros éxitos y nuestras mismas debilidades (Filip.2,6-8).
- Amigo cercano (Jn.15,14) que siempre nos brinda su mano para enseñarnos el camino que nos conduce a la verdadera y plena vida (Jn.10,10).
- Señor único que siempre salva (Jn.3,17) sin hundir y siempre eleva sin humillar.
Por eso siempre tenemos que decir lo que cantaban aquellos versos:
“Gracias mi bendito JESÚS,
mi rayo de amor divino,
por ser mi guía espiritual
y mi amigo de caminos;
por guiarme día a día
por ese sendero que caminaste tú.”

4.- EN JESÚS DIOS SE NOS HA REVELADO COMO “ESPÍRITU”:
- Como fuego (Hech.2,3) que siempre arde brindando el calor del corazón, del amor a quien en él cree.
- Como paloma (Mat.3,16) que une cielo y tierra haciendo divino lo humano y lo humano divino.
- Como libertad (2Cort. 3,17) que no se casa con cadena alguna.
Por eso, decimos a nuestro Dios-Espíritu, como dicen aquellos versos de Boamed López:
“Ven, Espíritu Santo,
que mi alma esta sedienta.
Ven y cúbreme con tu manto
de tu presencia que me alienta.

Restáurame y purifícame.
Bien sabes, soy imperfecto.
Lávame y renuévame;
“Quiero hacer lo correcto.

5.- CREER EN EL DIOS DE JESÚS: PADRE, HIJO Y ESPÍRITU CONLLEVA:
- Romper con todo absoluto que no sea Dios, con todas las imágenes que nos fabricamos de Dios y que sólo son ídolos que insultan el verdadero rostro de Dios.
- Seguir al Hijo en su actitud de obediencia y fidelidad al Padre hasta lo último porque el Padre se lo merece.
- Construir la verdadera comunidad que nos une a todos al estilo de la comunidad trinitaria: Padre, Hijo y Espíritu.
QUIEN HA CONOCIDO AL DIOS DE JESÚS, NO LO MANIPULA, NO LO CAMBIA POR NINGÚN ÍDOLO NI POR NINGUNA IMAGEN CONSTRUÍDA CON NUESTRAS PROPIAS MANOS. DEJA A DIOS SER DIOS.


Iniciar sesión