Usted está aquí: Inicio

Pedro Heredia Martínez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote diocesano, de Linares (Jaén)

Lunes, 18. Enero 2021 - 11:09 Hora
DOMINGO TERCERO DEL TIEMPO ORDINARIO

DOMINGO TERCERO (Mc.1,14-20)

1.- En la vida hay problemas y actividades que podemos SOLUCIONAR O HACER NOSOTROS SOLOS sin la ayuda de nadie.
Pero hay otras cosas que SÓLO SE PUEDEN LLEVAR A CABO EN COMUNIÓN CON OTROS.
- UNA AUTORIDAD PÚBLICA puede TENER MUCHOS Y GRANDES PROYECTOS para la nación; PERO ÉL SOLO NO PUEDE LLEVARLOS A FELIZ TÉRMINO; necesita de la ayuda de los demás.
- UNA EMPRESA podrá tener gerentes muy buenos, con ideas clarísimas de cómo llevar a cabo las metas propuestas; PERO SIN LA COLABORACIÓN DE SUS PROPIOS OBREROS todos los sueños de esos gerentes se vienen abajo.
- UNOS PADRES DE FAMILIA de podrán hacer muchos y bellos proyectos para construir una bella familia en la que todos sus miembros crezcan y se desarrollen como dignas personas humanas.
Pero sin la colaboración de los hijos todos esos sueños de los padres quedarán frustrados.
- Una MAMÁ tendrá una gran ilusión en tener su hogar siempre con una gran limpieza y orden; pero sin la ayuda de los demás miembros del hogar todo vendrá al desastre.
Como decía San Pablo:
“No puede el ojo decir a la mano: “¡No te necesito!” Ni la cabeza a los pies: “¡No te necesito!” (ICort.12,21).
- HAY PROYECTOS EN LA VIDA QUE NO SE PUEDEN LLEVAR A CABO SIN LA COLABORACIÓN DE LOS DEMÁS.

2.- JESÚS, en el evangelio que acabamos de escuchar, SE DA CUENTA DE QUE EL SUEÑO DE SU Padre Dios, la salvación de todos los hombres, no lo puede llevar a cabo él solo.
POR ESO JESÚS:
+ VA FORMANDO A SU ALREDEDOR a gente para que le ayude
en esta labor de ser “pescadores de hombres” (Mc.1,17).
+ INVITA A PEDRO, ANDRÉS, SANTIAGO Y JUÁN a que le
sigan (Mc.1,16-19) y se unan a su causa que es la misma
causa del Padre Dios:
+.- CONSTRUIR UNA NUEVA HUMANIDAD,
+.- CONSTRUIR UN NUEVO MUNDO CON NUEVOS VALORES
que haga posible una vida más feliz para todos los
hombres en la fraternidad.
- ANTES DE PARTIR A LA CASA DEL PADRE Jesús reúne a todos sus discípulos y les pide que sigan la misma tarea que él ha iniciado:
“Id por todo el mundo y proclamad la Buena Nueva a toda la
creación" (Mc.16,15).
- El sueño del Padre Dios, iniciado en Jesús, de construir un hombre nuevo, una nueva humanidad, NO SE PUEDEN LLEVAR A CABO por sólo Dios ni por sólo Jesús.
- DIOS Y JESÚS NECESITAN DE NOSOTROS.
Ya lo decía SAN AGUSTÍN:
"Quien te creó sin ti, no puede salvarte sin ti”.
El teólogo alemán JOAQUIN GNILKA dice que Jesús:
“No estaba dispuesto a recorrer solo su camino, como el gran solitario.”
- LA TAREA DE RECONSTRUIR AL SER HUMANO ES TAREA DE TODOS.
+ TODOS ESTAMOS LLAMADOS a ser, como dice Jesús en el evangelio de hoy:
“Pescadores de hombres” (Mc.1,17).
+ DIOS NOS NECESITA:
+.- Dios no quiere hacerlo todo a puro golpe de estado;
+.- Dios no lo puede hacer todo; NECESITA DE NUESTRA
COLABORACIÓN.
+.- Dios NI PUEDE NI QUIERE; necesita de nuestras
manos, de nuestra ayuda.
+.- El sueño de Dios de construir UNA NUEVA HUMANIDAD
con nuevos seres humanos y valores nuevos, sólo puede
llevarse a cabo con nuestra ayuda.
+ Jesús, como antes lo dijo a sus apóstoles, también NOS DICE HOY A NOSOTROS:
“Venid conmigo, y os haré llegar a ser pescadores de
hombres” (Mc.1,17).
Por eso aquella oración tan bella que dice:
“Jesús, no tienes manos. Tienes sólo nuestras manos para construir tu Reino, el mundo nuevo donde reine la justicia y la fraternidad.
Jesús, no tienes pies. Tienes sólo nuestros pies para poner en marcha la libertad y el amor.
Jesús, no tienes labios. Tienes sólo nuestros labios para anunciar por el mundo que es posible un hombre nuevo y una nueva sociedad.
Jesús, no tienes medios. Tienes sólo nuestra acción para lograr que todos los hombres podamos llamar a Dios Padre y seamos hermanos los unos de los otros.
Jesús, nosotros somos tu evangelio, el único evangelio que la gente puede leer, si nuestras vidas lo manifiestan claramente.
Jesús, danos tu musculatura moral para desarrollar nuestros talentos y hacer, como Tú, bien todas las cosas. Aquí nos tienes, merece la pena que te sigamos; merece la pena luchar por tu causa. Haznos verdaderos pescadores de hombres”.
+.- JESÚS NOS INVITA A QUE SEAMOS GENTE QUE BRINDA EL EVANGELIO, LA BUENA NOTICIA DE JESÚS a todos los hombres y proclamemos la conversión (Mc.1,15).
+.- QUE NOS COMPROMETAMOS A TRABAJAR POR SEMBRAR EL BIEN EN TODOS y cada uno de los seres humanos.
+.- QUE SEAMOS GENTE QUE ECHA LA RED EN ESTE MAR lleno de injusticia y marginación que ahoga y destroza al ser humano, para que se recupere en su dignidad.
- EL CRISTIANO ES, POR NATURALEZA, UN PESCADOR DE HOMBRES. NO PODEMOS ENCERRARNOS EN LOS TEMPLOS.
JESÚS Y SU PADRE DIOS NOS NECESITAN, como dice aquella bella canción:
“Tú necesitas mis manos,
mi cansancio que a otros descanse,
amor que quiera seguir amando.”

Iniciar sesión