Usted está aquí: Inicio

Pedro Heredia Martínez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote diocesano, de Linares (Jaén)

Lunes, 30. Marzo 2020 - 10:50 Hora
DOMINGO DE RAMOS Y JUEVES SANTO

DOMINGO DE RAMOS (Mt.21,1-11).

“Arre burrito, lleva a Jesús
a morir por nosotros, a morir en la cruz
para que esta Pascua una vez más
renazcamos con Él a una vida de paz” (Anónimo)

1.- El tiempo de cuaresma que estamos acabando, ha sido un compartir juntos el camino hacia la Pascua, el paso liberador:
+ Del pecado a la fidelidad,
+ Del caos a la esperanza,
+ De la muerte a la vida,
+ De la desconfianza a la fe,
+ De la ceguera a la luz,
+ De la cruz y la muerte a la vida y resurrección.
- Durante esta semana santa que hoy iniciamos, vamos a compartir con más intensidad nuestra fe:
+ Son días especiales en los que la figura de Cristo, fiel al amor hasta el extremo, hasta la cruz, es para nosotros todo un símbolo de lo que debe ser nuestra vida: fidelidad permanente y hasta el extremo a nuestro Dios, a nosotros mismos y a los demás.
+ Son días especiales en los que la figura de Cristo se nos presenta compartiendo con nosotros:
+.- No sólo la vida, sino también la muerte.
+.- No sólo los momentos agradables, sino también los amargos.
+.- No sólo el triunfo, como su entrada en Jerusalén con palmas y olivos, sino también el fracaso, como fue la cruz. Como dice el poema de un autor anónimo:

“Llueven las palmas y los olivos
cubriendo el suelo completo
bajo el andar de un burrito
que a pesar de los gritos
avanza, dispuesto.

La mirada de su jinete,
mansa y penetrante,
conoce a quienes le cantan
vivas y alabanzas
con glorias exuberantes.

Más conoce también
lo que habita en sus corazones
sabe de la traición,
sabe a crucifixión,
mas no busca razones.”
- JESÚS HA COMPARTIDO CON NOSOTROS SU VIDA SIN TRAMPAS ALGUNAS, ASUMIENDO TODO LO QUE ES NUESTRA VIDA: LUCES Y SOMBRAS, MOMENTOS LLENOS DE ALEGRÍA Y OTROS DE UNA PROFUNDA TRISTEZA, MOMENTOS LLENOS DE COMPAÑÍA Y OTROS DOLOROSOS MOMENTOS DE SOLEDAD.

2.- La Semana Santa que hoy iniciamos es un tiempo propicio, no sólo para la oración, para la asistencia de los ritos sagrados o procesiones.
+ Es un tiempo sagrado para que la fe en Jesús nos lleve más a una mayor fidelidad a Dios y a los hermanos.
+ La semana santa no la podemos reducir a un solo recuerdo del ayer, de lo que ocurrió hace más de dos mil años con Jesús.
+ La semana santa nos invita a vivir en permanente fidelidad al estilo de Jesús, en los momentos fáciles de la vida (nuestros Domingos de Ramos) y en los momentos en los que nos jugamos la misma vida (nuestros Viernes Santos). Por eso, creemos en aquello del poeta:
“Arre burrito, lleva a Jesús
a morir por nosotros, a morir en la cruz
para que esta Pascua una vez más
renazcamos con Él a una vida de paz.”

3.- LA FIDELIDAD DEBE SER EL VALOR CARACTERÍSTICO DE TODO CRISTIANO, no solo en los domingos de ramos de nuestros días, sino también en nuestros viernes santos, COMO FUE EL VALOR CARACTERÍSTICO SIEMPRE EN LA VIDA DE JESÚS: Fiel en las duras y en las maduras, fiel hasta la misma cruz, siempre fiel.
LA FIDELIDAD ES COSA DE VALIENTES.
Por eso, qué bien decía el poeta BLAS OTERO en aquellos sus bellos versos:
“Podrá faltarme el aire,
el agua, el pan.
el agua, el pan
sé que me faltarán.

El aire que no es de nadie,
el agua, que es del sediento,
el pan… Sé que me faltarán;

Pero la fe, la fidelidad, jamás.
Cuanto menos aire, más.
Cuanto más sediento, más.
Ni más ni menos. Más.”



JUEVES SANTO (Jn.13,1-15).

“La Comunión es uno de los gestos más auténticos de la fe cristiana” (Alfonso Llano Escobar).

1.- Hoy, Jueves Santo, es día del amor fraterno, la fiesta de la Eucaristía, la fiesta de la comunión. Como decía el padre jesuita Alfonso Llano Escobar: “La Comunión es uno de los gestos más auténticos de la fe cristiana.”
LA EUCARISTÍA ES COMUNIÓN, BANQUETE DE COMUNIÓN. Como decía el Papa Francisco: “Eucaristía es el sacramento de la comunión; nos lleva del anonimato a la comunión, a la comunidad”.
- En este mundo egoísta y materialista en el que nos ha tocado vivir, se nos hace mucho más fácil comulgar con la hostia consagrada que comulgar con la Palabra de Jesús viviéndola en comunión con los hermanos.
- La Eucaristía se celebra y se vive en comunión y nos compromete a más comunión. LA EUCARISTÍA ES BANQUETE DE COMUNIÓN:
+ Porque nos unimos juntos a comer el Cuerpo de Cristo, nuestra comida compartida: “El que come mi carne y bebe mi sangre, permanece en mí y yo en él” (Jn.6,56). En la última cena Jesús dio de comer el pan bendecido a sus discípulos, diciéndoles: “Tomad y comed, este es mi cuerpo” (Mt.26,26).
+ Porque quien comulga con Cristo, hecho pan, no puede sino comulgar con su Palabra y su mensaje, queriendo pensar y vivir según él nos enseña. En la Última Cena Jesús dice a sus discípulos: “El que crea en mí, hará también las obras que yo hago” (Jn.14,12)… “Si alguno me ama, guardará mi Palabra y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él.” (Jn.14,23).
+ Porque, quien comulga con el Cuerpo de Cristo y su Palabra, no tiene más remedio que estar en comunión con “TODO EL CUERPO DE CRISTO, es decir con todos los hermanos. En la última cena Jesús les dijo también: “Este es el mandamiento mío: que os améis los unos a los otros como yo os he amado” (Jn.15,12) y en su oración al Padre le pedía: “Que todos sean uno, como tú, Padre, en mí y yo en ti… para que el mundo crea que tú me has enviado” (Jn.17,21). Como decía el Padre Hernán Quijano: “La caridad de la Iglesia brota del sacramento eucarístico.”

2.- Esto lo entendieron muy bien nuestras primeras comunidades cristianas, como nos lo dice el libro de los Hechos de los Apóstoles: “Asiduamente acudían a la fracción del pan, a la enseñanza de los Apóstoles…Todos los creyentes vivían unidos y ponían todo en común” (Hech.2,42-44).
- Por tanto, comulgar con el Cuerpo de Cristo es comulgar, a su vez, con su mensaje y con los hermanos.
El escritor italiano Luciano de Crescenzo decía: “Cada uno de nosotros es un ángel con una sola ala. Y sólo podremos volar, si nos abrazamos unos a otros.”
- Esto fue la Cena del Señor, una fiesta de Comunión con el Pan, con la Palabra de Jesús y con los hermanos, y esto es lo que debe ser toda Eucaristía que celebramos, si queremos que sea un memorial de la Cena del Señor.
Hoy, Jueves Santo, es día del amor fraterno, la fiesta de la Eucaristía, la fiesta de la comunión. Como decía el padre jesuita Alfonso Llano Escobar: “La Comunión es uno de los gestos más auténticos de la fe cristiana.”


Iniciar sesión