Usted está aquí: Inicio

Miguel Funes Gálvez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote de la Diócesis de Jaén.
En la actualidad, está adscrito a la Parroquia de San Miguel de Jaén, como Párroco Emérito, además es Canónigo Emérito de la Catedral de Jaén.

Martes, 3. Abril 2018 - 18:01 Hora
DOMINGO 2º DE PASCUA /B

• Textos bíblicos

Hechos de los apóstoles 4, 32-35
Todos los creyentes pensaban y sentían lo mismo y todo lo ponían en común.

Salmo 117
Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.

1 Juan 5, 1-6
Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios. Y conocemos que amamos a Dios si cumplimos sus mandamientos y creemos que Jesús es el Hijo de Dios.

Juan 20, 19-31
Jesús entró y sus apóstoles se llenaron de alegría: recibid el Espíritu Santo, y a quienes les perdonéis los pecados les quedan perdonados. Tomás dejó el grupo de los doce y perdió su fe en Jesús. A los 8 días vuelve el Señor le dice: trae tu mano, métela en mis llagas y no seas incrédulo sino creyente; y Tomás contestó: ¡Señor mío y Dios mío! Dichosos los que creen sin haber visto.

• Ora con el salmo 117

Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia.
Con el salmo 117 proclamamos la bondad de Dios en los misterios de la creación y redención, edificamos la nueva humanidad sobre piedra angular, que desecharon nuestros padres y con alegría y notas de victoria cantamos para vivir en profundidad la Bienaventuranza: los misericordiosos alcanzarán misericordia-.
San Lucas, en Hech.4, nos ofrece una imagen ideal de Iglesia. ¿Utopía? ¡No! Realidad a través de todos los tiempos.
No es una crónica puntual sino una catequesis bautismal en la que San Pedro hace una síntesis de la fe y abre los horizontes universalistas del mensaje de Jesús.
Estamos en Jerusalén en casa de Cornelio con San Pedro. No son pocas las dificultades que tiene que vencer para seguir la inspiración del Espíritu Santo. Se bautizó Cornelio y toda su familia en este Pentecostés de los gentiles.

• Sugerencias pastorales

El salmo 117 es como la representación de la gran ópera de acción de gracias por la victoria sobre los enemigos de Dios en el grandioso anfiteatro del universo, reduciendo ese enjambre de avispas a ceniza e invitándonos a abrir las puertas de la justicia al Resucitado. El relato evangélico en su primera parte, sin Tomás, pide a los apóstoles que vayan al mundo como profesionales del perdón; y en la segunda, con Tomás, quien había perdido la fe al dejar el grupo, con fuerza exclama: “¡Señor mío y Dios mío!” Nos deja como un eslogan publicitario en boca del pueblo: mirad cómo se aman, mirad cómo se aman, al tiempo que nos presenta un modelo de Iglesia válido para siempre.
Celebrando en este segundo domingo de pascua la fiesta de la Misericordia, peregrinemos con nuestra imaginación a los centenares de santuarios dedicados a este atributo. Y con el salmo 117 cantemos: dad gracias al Señor porque es bueno y porque es eterna su misericordia.
¡Cuánto bien hizo en sus días la serie televisiva de Rossellini sobre los Hechos de los Apóstoles ¡Ofrece al mundo escéptico una nueva forma de dar sentido a la
vida, partiendo del testimonio de Jesús, que pasó por la vida haciendo el bien a todas las gentes.

Martes, 27. Marzo 2018 - 10:03 Hora

Nueva contribución  Vieja contribución

Iniciar sesión