Usted está aquí: Inicio

Miguel Funes Gálvez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote de la Diócesis de Jaén.
En la actualidad, está adscrito a la Parroquia de San Miguel de Jaén, como Párroco Emérito, además es Canónigo Emérito de la Catedral de Jaén.

Lunes, 23. Noviembre 2020 - 18:19 Hora
DOMINGO 1º DE ADVIENTO (B

• Textos bíblicos
Isaías 63, 16b-17, 19b; 64, 2b

Señor, que las lanzas se conviertan en arados como
enseña el primer Isaías y la ONU lo escribió en su Sede;
y aunque nosotros seamos arcilla, tú, nuestro Padre,
alfarero divino, lo has convertido en tu obra maestra,
creado a tu imagen y semejanza.

Salmo 79
Restáuranos y haz brillar tu rostro sobre nosotros. Deja
las 99 ovejas (ángeles) y carga con la oveja perdida
(humanidad). Visita la viña que tú hiciste vigorosa.

1 Corintios 1, 3-9
Dios que es fiel se mantendrá firme hasta el final para
gloria de Jesucristo, camino, verdad y vida.

Marcos 13, 33-37
Vigilad y orad, porque no sabéis el momento en el que
el Hijo del Hombre vendrá, para que como las vírgenes
prudentes os encuentre en vela con las lámparas
encendidas.
4
• Ora con el salmo 79
¡Oh Dios restáuranos que brille tu rostro y nos salve!
El salmista, en tono de lamentación y súplica, evoca la
historia de su pueblo marcado por el sufrimiento y la
confianza ciega en Dios, que bajo la imagen de viña
bien podemos aplicar a la Iglesia, cuyas ramas se
extienden por los 5 Continentes.
Las imágenes de pastor, ovejas y redil son temas
preferidos en la predicación profética: el rebaño es el
pueblo elegido y el Señor es el Pastor que guía a sus
ovejas.
Todo sarmiento que no da fruto lo corta, y todo el que
da fruto lo poda para que dé más fruto.
En el transcurso de este año litúrgico, oyendo todos los
domingos a San Marcos, puede surgir este
interrogante: ¿Merece la pena apostar por el Dios que
Jesús nos ha revelado? Marcos, en su breve apocalipsis,
nos da la clave y contenido de nuestra oración: vigilad y
velad, porque no sabéis ni el día ni la hora.
Vigilar es tener presentes a los otros en una actitud de
servicio. Orar es cumplir la tarea que Dios nos ha
encomendado…, y velar es lo contrario de dormir, es
saber interpretar los signos de nuestro tiempo sin
dejarse engañar por las ofertas de los falsos maestros

• Sugerencias pastorales
¿Podemos vivir sin Dios? Felicidad y bendición, temas
claves del salmo. Parra y olivo, pastor y viña nos llevan
a San Juan en sus alegorías del buen Pastor y de la vid.
Adviento nos invita a dar el SÍ de obras de amor para
vivir la Navidad. Marcos nos acompaña
presentándonos la identidad de Cristo, Dios y hombre
verdadero, y nos ayuda a abrazar la Cruz.
Y San Pablo en su carta a los Romanos pone las bases
de nuestra cultura cristiana y en las cartas a los
Corintios comienza a levantar el edificio.
Vivamos, pues, la consigna del Adviento: “Mirad,
vigilad, velad”. “Mirad” con ojos de amor y esperanza;
“vigilad” despiertos, preocupados por construir un
mundo mejor; “velad” como el portero que espera a su
Señor, como el centinela que otea el horizonte.

Iniciar sesión