Usted está aquí: Inicio

Miguel Funes Gálvez

Participa en MUSICALITURGICA.COM en el Servicio Litúrgico, aportando cada semana una homilía para el Domingo correspondiente.
Sacerdote de la Diócesis de Jaén.
En la actualidad, está adscrito a la Parroquia de San Miguel de Jaén, como Párroco Emérito, además es Canónigo Emérito de la Catedral de Jaén.

Lunes, 19. Junio 2017 - 09:27 Hora
DOMINGO XII DEL T. ORDINARIO /A

• Textos bíblicos

Jeremías 20, 10-13
Oía el cuchicheo de la gente: “Lo cogeremos y nos vengaremos de él”, pero el Señor estaba conmigo. ¡Alabad, pues, al Señor que libró la vida del pobre de manos de
los impíos!

Salmo 68
Que nos escuche tu gran bondad Señor. Se atribuye a David y parece seguir paso a paso la vida de Jeremías y nos lleva al Getsemaní con Jesús.

Romanos 5, 12-15
Si por la culpa de uno murieron todos, gracias a Jesucristo el don de Dios se desbordó sobre nosotros.

Mateo 10, 26-33
No tengáis miedo a los que matan el cuerpo, pero no pueden matar el alma. Quien me niega ante los hombres yo lo negaré ante mi Padre en los Cielos.

• Sugerencias
El salmo comienza con un grito de súplica, continúa con una petición y termina con la alegría de la acción de gracias. Releamos este poema y pongámoslo en boca de los enfermos y de los pobres tercermundistas.
Jeremías es como el profeta de esta sociedad postmoderna, en la que el mensaje cristiano choca con el muro de la laicidad ególatra que se va convirtiendo
en pseudoreligión, con su liturgia orquestada por los medios de comunicación social.
Unos ante esta situación han tirado la toalla, perootros muchos como Jeremías descubren que nuestra fuerza está en la Palabra encarnada, hecha niño en Belén y condenado en la Cruz.
Si para el Evangelio reinar es servir, ¿en qué servimos a los demás?
Antes nuestras puertas de día y de noche quedaban abiertas, hoy son muchos los miedos que nos invaden. Un día, San Jerónimo en su oración escuchó decir a Jesús: Jerónimo ¡dame algo! -Señor toma mi amor, mis penitencias, mis escritos. ¡Es poco, es poco! Dame algo más. -Toma toda mi vida… Y cuando no sabía ofrecer más Jesús le dijo: Jerónimo, dame tus pecados.

• Reflexión personal
¿Qué dice el texto bíblico? ¿Qué te dice a ti y a qué te compromete

Lunes, 12. Junio 2017 - 10:58 Hora
CORPUS CHIRISTI/A

• Textos bíblicos

Deuteronomio 8, 2-3. 14-16
Habló Moisés al pueblo: en estos cuarenta años por el desierto Dios os alimentó con el maná y sació vuestra sed con el agua de una roca.

Salmo 147
Con este salmo glorificamos al Dios-Eucaristía.

1 Corintios 10, 16-17
El cáliz de nuestra acción de gracias nos une a todos con el cuerpo de Cristo.

Juan 6, 51-59
Jesús dijo a los judíos: Yo soy el pan vivo que ha bajado del cielo, y el que come de este pan vivirá para siempre.

• Sugerencias
Que bien vivió este salmo Santa Juliana de Mont Cornillón, a la que debemos la fiesta del Corpus. Por las grandes urbes y aldeas desfila Cristo Eucaristía, la gran fiesta de la cristiandad donde la fe, la esperanza, el gozo y la caridad cantan al Dios amor. Es la fiesta de la ciudad dedicada a la exaltación de Jesús que camina entre alfombras de flores, repiques de campanas y cantos a todo pulmón, convirtiendo las calles en residencia de Dios.
Estamos en Lieja, en el año 1208, donde Jesús revela a Santa Juliana que se celebre fiesta en honor del Santísimo Sacramento para fortalecer nuestra fe, expiar nuestros pecados y contrarrestar las agresiones sacrílegas. En En el 1246 se celebra en Lieja la primera procesión del Corpus, y en el 1264 el Papa Urbano IV la extiende a toda la Iglesia como reparación frente a tantos ultrajes laicistas y puesta en marcha el servicio
y la caridad con los pobres. Con el salmo 147 glorificamos al Señor que nos sacia con su cuerpo y con San Agustín decimos: “Dios no supo dar más, no pudo dar más, no tuvo más que dar”. ¡Qué bien se ora con el salmista ante el Sagrario! Verdadera primavera de nuestra vida cristiana. Dejamos los senderos del desierto y oímos en la sinagoga de Cafarnaún el discurso del pan de vida que San Juan recoge en el capítulo sexto de su evangelio, y el calvinista Scott, tras meditar la promesa de la Eucaristía inició el camino de su conversión al catolicismo. Gracias a la Eucaristía he entrado a la Iglesia Católica. Cerramos nuestra oración con el Ave Verum, plegaria mariana en clave eucarística, atribuida a Inocencio IV y que se cantaba durante la elevación de la hostia consagrada.

• Reflexión personal
¿Qué dice el texto bíblico? ¿Qué te dice a ti y a qué te compromete?

Vieja contribución

Iniciar sesión